Blogia
Revista Convicciones

Convicciones 4 - Biocombustibles - Una mirada ecologista


Mucho se está hablando en estos días de los biocombustibles, sin dudas, esto causará un fuerte impacto económico, y si bien  como ecologista nos parece bien la búsqueda de combustibles mas limpios, menos contaminantes, debemos analizar esto con precaución para no “desvestir un santo para vestir otro”, porque en los temas de la conservación el camino al infierno esta sembrado de rosas y muchas veces al querer manejar a la naturaleza  hacemos más perjuicios de los pensados y las consecuencias las pagamos todos, ricos y pobres.

Las grandes potencias mundiales están preocupadas porque el petróleo es escaso y se terminará pronto y no precisamente porque sean ecologistas, comienzan a poner su mirada en los biocombustibles como el etanol, un alcohol que se obtiene del maíz. Esta razón hizo que EEUU, primer exportador mundial relegara esta condición a favor de Argentina que era el segundo exportador de este cereal. Éste es el aspecto económico de la noticia, pero producir combustibles menos contaminantes, con más oxígeno, necesita de la mezcla de etanol, así los combustibles quemados liberan más oxígeno y por lo tanto contaminan menos, lo que es una buena noticia ecológica.
 

En las distintas cumbres internacionales, todos los países coinciden en que el aumento de las temperaturas de la atmósfera terrestre, el mal manejo del suelo, la sobreexplotación de los recursos naturales, entre otros, está provocando inundaciones, prolongadas sequías, aluviones cada vez con mayor frecuencia y mayor intensidad. 

También coinciden, los países firmantes de los distintos protocolos, que estos fenómenos respondían además, a la masiva utilización de combustibles fósiles. 

En la década del 70 la preocupación era que el petróleo se estaba terminando y además que lo tenían los árabes. En los inicios del siglo XXI, la nueva preocupación son las reservas de agua dulce y el aire que respiramos, ya que la contaminación y las emanaciones de dióxido de carbono por la combustión de hidrocarburos esta comprometiendo seriamente a estos dos elementos que la naturaleza nos provee. Por eso, el interés mundial de promover el uso de combustibles alternativos, los que se obtienen a través de productos agrícolas, porque estos emiten mucho menos carbono y además son renovables, de allí que países como Italia, que tiene muchos habitantes y pocas tierras para cultivos intensivos, esté firmando acuerdos con Brasil para instalar cuatro fábricas de etanol cerca de la ciudad de San Pablo, las que necesitarán de masivas plantaciones en forma intensiva de maíz, soja y otras oleaginosas.

Pero hay otros países del primer mundo, con políticas más agresivas, que compran tierras en países subdesarrollados, destruyen con topadoras sus boques naturales, desplazan a poblaciones nativas, para realizar estos cultivos intensivos y proveer a sus fábricas. Por eso es necesario ser prudentes a la hora de decidir entre la producción y la conservación, las dos son compatibles cuando se logra la armonía, después de todos la Naturaleza es todo equilibrio y nosotros somos parte de ella y no sus verdugos
 

Ernesto Rubén Maletti
Asociación Naturaleza
Para la defensa de la vida silvestre Misionera

Oberá Misiones 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres